lunes, 10 de febrero de 2014

Man of steel

Director: Zack Snyder.
Guionistas: David S. Goyer y Christopher Nolan (basados en el personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster).
Actores: Henry Cavill, Amy Adams, Michael Shannon, Diane Lane, Russell Crowe, Kevin Costner.
Año: 2013

De que va: Jor-El es un científico del planeta Kryptón donde descubre que, debido a la propia tecnología, el planeta será destruido.
Culpando a su cultura de este destino Jor-El pretende salvar a su hijo dándole una oportunidad: enviarlo a un planeta lejano donde su destino no esté previamente marcado.
Es así como Kal, hijo de El, llega a la Tierra y es adoptado por una matrimonio de Kansas. Jonathan y Martha nombran a su hijo Clark y lo crían como propio.
Treinta años después, unos presos que escaparon de la destrucción de Kryptón llegan a la Tierra en busca de Kal-El con la intención de reconstruir su planeta natal sobre, lo que pronto serán, los restos de la civilización que actualmente ocupa el lugar.
Clark deberá decidir que clase de persona es: unirse a los últimos sobrevivientes de su especie o defender a la raza humana.

Resultado: Zack Snyder revive al superhéroe norteamericano después del desastre que fue “Superman Returns” en el 2006.
Henry Cavill es medio de cartapesta (como ya había demostrado en “Immortals” (2011) pero le crees que es Kal-El... especialmente en la toma que sale del agua.


Amy Adams tampoco es una actriz muy de mi agrado pero no molesta mucho en su papel de Lois Lane.
Ahora, el gran gran (pero gran) acierto de la película está en los actores secundarios.
Michael Shannon como el General Zod me pareció genial (lean más adelante el por que).
Diane Lane como Martha Kent aporta un sentimiento que se siente en la pantalla, pero queda un poco opacada por el bestia y groso de masas que es Kevin Costner haciendo de Papá Kent.
En el lado biológico tenemos a Russel Crowe como Jor-El poniéndose exitosamente los zapatos que alguna vez supo ocupar Marlon Brando.
Mirando los extras que vienen en el Bluray uno se entera que hace 14 años, Rusell Crowe fue de visita a una escuela y se puso a ver un partido de fútbol americano. Al terminar el encuentro, un estudiante de 16 años se le acerca y le pregunta como puede ser actor. Crowe le dice unas palabras y después se marcha. Unos días después, mientras filmaba “Gladiator” (2000) Crowe se puso a armar una caja con merchandising para un artista que interpretaría a su hijo en la pantalla y se acordó de este estudiante, por lo que armó una caja igual para él y se la envió.
Entre los obsequios, había una foto de Maximus autografiada con la leyenda “Querido Henry, un viaje de 1.000 millas comienza con un solo paso. Russell.”
Y si, el estudiante era Henry Cavill. Aplauso, medalla y beso para este actor neozelandés.

Y ahora si, explico porque Michael Shannon es un groso: En la película, la actriz que interpreta a Faora-Ul (La alemana Antje Traue a la que le creo que te puede recagar a palos) tiene una armadura genial.
Lo que no me di cuenta hasta ver los antes mencionados extras es que Shannon NO tiene su armadura ya que la misma es TOTALMENTE DIGITAL.
El tipo se pasó toda la filmación en un pijama. Aplausos de pie por favor.


Ahora si, lo que no tiene NINGÚN sentido es que se manden una armadura digital (porque en teoría era muy difícil de hacer) y que después TODOS LOS HELICÓPTEROS en la película sean verdaderos.
Las prioridades monetarias de los yanquis están decididamente muy mal.



Trailer


Valoración:

2 comentarios:

Zoqueta dijo...

Buenísima la info! No sabía lo de Russel y la anécdota esa, que capo, cada vez me cae mejor.

Maximus! Maximus!

La Garrapata Vegetariana dijo...

Si voy a comentar una peli que saliò hace como 8 meses al menos vamos a ponerle un poco de info de color como le dicen xD