martes, 26 de julio de 2011

Revolución


Director: Leandro Ipiña.
Guionista: Leandro Ipiña.
Actores: Rodrigo de la Serna, Juan Ciancio.
Año: 2011

De que va: Manuel Esteban de Corvalán es un mozo de 15 años que contradiciendo los deseos de su padre se suma a un nuevo ejército que pregona la lucha por la libertad de los pueblos. Manuel, al saber leer y escribir, se convierte en uno de los secretarios del comandante.
Sin imaginarlo, el joven será parte de uno de los triunfos militares más grandes de todos los tiempos: El cruce de los Andes, desde Cuyo hacia Chile, bajo el mando del General José Francisco de San Martín.

Resultado: Creo que el punto más flojo en esta película es que no mantiene un ritmo, y la batalla de Chacabuco no se ve como algo espectacular (probablemente no lo fue, pero es cine). Ahora, Rodrigo de la Serna interpreta a un excelente San Martín y acá también está el punto fuerte de la historia: No muestran a un héroe (que lo fue), muestran a un hombre con acento español (San Martín vivió en España desde los siete hasta los treinta y cuatro años) que intenta comandar un ejército, padeciendo fuertes dolores abdominales, hacia la campaña liberadora de América Latina.
Es verdad que el film, de tan sólo noventa y cinco minutos, deja un gusto a poco. Lo bueno es que invita a investigar más.
Me gustaría escuchar que pronto se estaría haciendo la segunda parte.

Datos Extras: Aunque San Martín es el mayor héroe Argentino (y de otros países latinoamericanos, aunque aparezca en el billete de $5), la primera estatua en su honor se erigió en Santiago de Chile.

Parte oficial de la Batalla de Chacabuco al Director Supremo argentino Juan Martín de Pueyrredón:

Excelentísimo Señor:

Una división de mil ochocientos hombres del ejército de Chile acaba de ser destrozada en los llanos de Chacabuco por el ejército de mi mando en la tarde de hoy. Seiscientos prisioneros entre ellos treinta oficiales, cuatrocientos cincuenta muertos y una bandera que tengo el honor de dirigir es el resultado de esta jornada feliz con más de mil fusiles y dos cañones. La premura del tiempo no me permite extenderme en detalles, que remitiré lo más breve que me sea posible: en el entretanto, debo decir a V. E., que no hay expresiones como ponderar la bravura de estas tropas: nuestra pérdida no alcanza a cien hombres.
Estoy sumamente reconocido a la brillante conducta, valor y conocimientos de los señores brigadieres don Miguel Soler y don Bernardo O’Higgins.
Dios guarde a V. E. muchos años. Cuartel general de Chacabuco en el campo de batalla, y febrero 13 de 1817.
Excelentísimo supremo director del Estado.
José de San Martín



Trailer


Valoración:

No hay comentarios: